6 de noviembre de 2011

Cap. 53 Merece la pena.

POV Sara
-          Aby, vamos a salir con las chicas de compras.
Leah y yo nos preparábamos un café en la cocina. Aby acababa de entrar tecleando rápidamente en su móvil.
-          Está bien, no te pases comprando. Y tened mucho cuidado, por favor. ¿A qué hora volveréis? – Dijo sin levantar la vista del aparato.
-          Después de comer.
-          Vale. Yo limpiaré un poco la casa, que por cierto, te toca poner la lavadora y la secadora, y luego saldré con Jenna. ¿Esta noche cenas aquí? Porque yo no estoy, habíamos planeado ir de discoteca.
-          No, esta noche tengo planes.
-          ¿Tengo? – Por primera vez levantó la vista hacia mí. Miró también a Leah y luego posó sus ojos de nuevo en mí – ¿Tú sola? ¿Con quién?
-          No creo que sea necesario dar tantas explicaciones.
-          Oh, claro que lo es. Te falta poco más de un mes para los dieciocho, pero aún eres menor, ¿sabes? Aún estás a mi cargo y tienes que obedecerme.  
En general, todos dábamos por hecho que era ya mayor de edad, pero en casos como este a Aby le gustaban los tecnicismos. Tenía ganas de cumplir los dieciocho por fin, y que se acabaran esos tecnicismos. Quizás parecería estúpido y superficial. Sé que mucha gente diría “no tengas prisa por crecer, todo a su tiempo”, pero en mi caso era diferente. En mi mundo era una edad muy significativa. Ser mayor de edad significaba la libertad, poder tomar por fin mis propias decisiones y ser independiente.
-          Y siempre que vivas bajo este techo – prosiguió–, será necesario. Además, ¿qué ha pasado con nuestra confianza? ¿No se supone que siempre nos lo contábamos todo? – Dijo ella poniendo ojos de cachorrito, como si tuviera cinco años.
Miré a Leah interrogante e hizo un gesto con la cabeza dándome paso a que se lo contara.
-          Está bien – nos sentamos en la mesa de la cocina con los cafés–. No se vale que te enfades, ni que me juzgues –suspiré –. Esta noche he quedado con Lucas.
-          ¿Lucas? ¿Lucas el del apartamento? ¿El de las revistas? – asentí. ­ – ¡¿Estás loca?! ¿Te recuerdo que sales con Jason Birewood?
-          Pero eso no es real. Lucas es real.
-          ¿Sabes que como te pillen te la vas cargar? – Dijo con una mirada de advertencia. – Estás jugando con fuego y…
-          ¡Lo sé, lo sé, lo sé! Conozco las consecuencias, y aún así creo que merece la pena arriesgarse. Pero no tienes por qué preocuparte, nadie nos verá. Todo será secreto.
-          Más te vale. Y en todo caso, espero que merezca la pena arriesgarse.
-          Créeme, merece la pena.
-          Uh, creo que esto es más profundo de lo que parece… – dijo levantando las cejas repetidamente. – ¿Estás enamorada de ese chico?
-          ¡¿Puede todo el mundo dejar de hacer esa pregunta?! – Irritada, dejé la taza en la pila y me marché a mi cuarto.
A los diez minutos, Leah entraba por la puerta de mi habitación. Yo estaba tumbada boca abajo en la cama. Ella, siendo completamente insensible respecto a los momentos tristes y dramáticos, se abalanzó sobre mí.
-          ¡Ah! ¡Me estás aplastando! – Me quejé alzando la cabeza.
-          Joder, tampoco estoy tan gorda – bromeó ella encima de mí.
-          Sí, lo estás.
-          ¡Serás guarra!
-          Me amas.
-          Pues sí, para qué negarlo.
-          Ahora, ¿te quitas de encima de mí? Me gusta respirar, ¿sabes?
-          ¿Qué consigo a cambio?
-          ¿Qué te parece llegar a tiempo con las chicas? – dije mirando el despertador de mi mesita. – Tenemos media hora para prepararnos.
-          Cierto – dijo alargando la letra e. Se quitó de encima de mí, por fin.
En media hora, subimos a mi Z4 descapotable y en pocos minutos nos reunimos con las chicas frente al centro comercial.
Desde hace tiempo decidí que la prensa no iba a impedir que me lo pasara bien, ni que disfrutara con mis amigas. Además, ellas ya estaban acostumbradas a la persecución de las cámaras.
Tras haber recorrido todas las tiendas que más nos gustaban con tacones, y habernos probado decenas de prendas, nos sentamos agotadas a comer en un McDonald’s. Les conté al resto de las chicas todo lo ocurrido.
Al volver a casa, me dediqué a poner la lavadora y secadora y a pensar qué me ponía para – oh, qué bien sonaba – mi cita con Lucas.

POV Lucas
A la salida del trabajo Sean y yo dimos una vuelta por la ciudad con las motos antes de ir a comer. Decidimos comer en un KFC.
-          Oye –dije mientras desgarraba una alita de pollo –, ¿sabes de algún lugar para llevar a una chica a cenar? Me refiero, así muy íntimo donde no haya nadie.
-          Tienes una cita, ¿eh? – dijo esbozando una sonrisa pícara. – Llévatela a la costa, a Santa Mónica, por ejemplo. Seguro que encuentras una pequeña cala donde nadie os moleste. Además, tienes suerte. Creo que hoy hay luna llena, por lo que tendréis hasta luz. Aunque no sé si es eso lo que quieres…  – dijo frotándose la barbilla. –  No olvides usar protección.
Me limité a mascullar un “gilipollas” mientras sonreía y él soltaba una pequeña carcajada.
-          ¿Y tú qué? ¿Qué pasa con las tías? ¿Algo serio?
-          Chaval, conmigo no puedes mezclar las palabras “tías” y “serio” – Soltó una ligera risotada de la que vislumbré  un ápice amargo  –. No me va eso del amor.
Efectivamente, ese ápice amargo me hacía intuir que había una historia detrás de sus palabras. No quise insistir, tampoco pensaba que él quisiera hablar de ello.
Lo importante era que ya tenía el lugar perfecto donde llevarla.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Queridísimas grandes personitas que leen,
Haciéndome hueco entre exámenes, deberes y trabajos, aquí tenéis el capítulo. Espero que os haya gustado mucho. Toda la "acción" viene en el siguiente y lo publico tan pronto como me sea posible (la concreción de ese pronto depende de vuestros likes y comentarios).
No me extiendo más que es tarde y mañana tengo un examen de literatura.
¡Mucha suerte con esta semana!
Vuestra mayor fan,

12 comentarios:

Camila González dijo...

Apesar de que este capítulo es introductorio para la acción como dijiste... es totalmente genial como cada uno de los que escribes :D esperaré el próximo con ansias :D

Gonzaleeta dijo...

Aaaaaaaaaaaaaaw me encanto el cap divinoooo esperooo el prox con mucho interes... deseo saber que pasa en la citaaaa....
un beso cuidateee <3

Sara L. dijo...

Camila: Es increíble saber que te ha gustado y que piensas eso de cómo escribo... Tus palabras son un sueño para mí, Camila. Gracias, gracias por todo. Sé que te debo mucho.

Gonzaleeta: Me alegra ENORMEMENTE que te gustara el capítulo. Espero que disfrutes con el siguiente también. Muchas gracias por tu apoyo y tu comentario, significa mucho para mí.

Mimi dijo...

OMG que capítulo :B realmente quiero ver ese encuentro!!!!!!! Dios me haces comer las uñas Sara!! :P jijiji voy a estar esperando todo el tiempo con ansias!! :B pues el cap estuve genial!!! no se como lo haces pero siempre que leo un capitulo es como si voy a el momento del hacho que escribes!!! Tienes que decirme como lo haces ¬¬ escribes genial sigue así, y publica pronto por fas!!!

XOXOXO

Mimi ;)

Alejandro y Pamela dijo...

uuuh la "accion" OHSI! ya quiero saber!! :D :D [ ..y empieza el nerviosismo xD ] deverdad espero con muchas ansias la 'primera cita' de Lucas y Sara.. (tecnicamente es primera.. creo qe despues de no verse 3 años es la pirmera) hehe y pobre Sean.. me dan ganas de abrazarlo.. hehehe x) estuvo increible.. sigue publicando! ;D

Sara L. dijo...

Mimi: De verdad, MUCHAS gracias. Tus palabras significan TANTÍSIMO para mí... ¡Si me he emocionado! (Es que es como un sueño que digas eso y.. pff) Ojalá te sigan gustando mucho. En realidad, no hago nada. Tan solo me dejo llevar y saco todo lo que tengo dentro de mí en esas palabras. Es un verdadero honor y un placer que te guste. MILLONES de GRACIAS, Mimi.

Pamela: Me alegra MUCHÍSIMO que te guste. Gracias por leer, seguirme y comentar SIEMPRE, Pamela. Te estaré agradecida por siempre... ¡Espero no decepcionarte! Muchísimas gracias.

Dari ! dijo...

SARAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA lei la nove trade xq estoy castigada :'(
pero igual estoy pendiente !!! quiero leer la gran cita
ya sabes lo que te dire eres una gran escritora !!!amo cada palabra que escribes
no tengo mucho timepo :(
estoy pendite :D

Dari ! dijo...

SARAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA lei la nove trade xq estoy castigada :'(
pero igual estoy pendiente !!! quiero leer la gran cita
ya sabes lo que te dire eres una gran escritora !!!amo cada palabra que escribes
no tengo mucho timepo :(
estoy pendite :D

Cristina dijo...

Tienes premio en mi blog, pásate cuando puedas :)
http://amoor-eterno3.blogspot.com
Un beso(K)

don vito andolina dijo...

Hola,preciosas letras van desnudando lentamente la pura e integral belleza de este blog,si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos sinuosos...

BeStrongGirl dijo...

Ya! Escribe de nuevk anda ! jajajaja I miss you bffl !& por supuesto que no me he olvidado de ti!

Sara L. dijo...

Dari: MILLONES DE GRACIAS. Qué decirte que no te haya dicho antes... yo también amo cada palabra que escribes. Suerte con el castigo, y tranquila. Muchísimas gracias.

Cristina: Muchíiiiiiiiiiiiiiiiiiisimas gracias. ¡Todo un honor!

Don Vito Andolina: Muchísimas gracias. Es tod un placer y un orgullo que te guste. Claro, pronto me paso.