31 de agosto de 2011

Cap. 48 ¡El destino es la hostia!

-          Hola. – Dijo regalándome una sonrisa torcida y tímida. Fue cuando pude notar como una confortable y cálida sensación inundaba cada rincón de mi ser.
De repente mi mundo solo giraba en torno a esos penetrantes e intensos ojos verde esmeralda. Me tenían atrapada. Ni siquiera me di cuenta de que se me había olvidado cómo respirar. Tan solo podía verlo a él, pensar en él. No me importaba ni me daba cuenta de nada más. Ni de lo cutre y estrecho que era el ascensor, ni el calor que este retenía, ni que el espejo estaba agrietado por varias partes. No. Tan solo podía volverme loca al respirar el aroma de su piel que se hallaba a no muchos centímetros de mí en aquel pequeño ascensor.
Parecía que su voz había provocado que todos sus recuerdos comenzaran a arder frenéticamente en mi corazón. Esto, sumándole el hecho de volver a ver de nuevo su maravillosa sonrisa, hacía que perdiera completamente la cabeza.
Por un momento, parecí reaccionar un poco y un millón de preguntas se arremolinaron en mi mente. ¿Qué acababa de pasar? ¿Cuántos años habían pasado desde que lo vi por última vez? ¿Tres? Debía haber cumplido ya los 18. ¿Seguiría con Naiara? ¿Se acordaba de mí? ¿Habría pensado en mí durante todo este tiempo? ¿Me había olvidado ya por completo?
Él me observaba tímido con una mirada completamente cargada de sentimientos que no pude descifrar. Mejor dicho, que me daba miedo descifrar.
Lo observé también. No pude evitar pensar que era absolutamente perfecto.  Su rostro seguía tan arrasadoramente bello como siempre lo había sido, acompañado de su alborotado pelo moreno algo largo. Vestía una camiseta blanca de tirantes que se ajustaba perfectamente a cada ligero músculo de su torso y dejaba al descubierto sus bronceados brazos, también ligeramente musculados. Unos vaqueros largos y holgados, desteñidos e intencionadamente raídos, cubrían sus piernas acabando en unas Vans negras y blancas.
Tras sentirme inevitablemente atraída por él decidí que lo mejor sería abrir de una vez mi bocaza. Estaría empezando a parecer rarita. También me di cuenta de que había olvidado la pregunta principal. Ahí iba. A sacar fuerzas de alguna parte de mí para hablarle.
-          Lucas… - Dijo mi voz casi en sus suspiro. - ¿Q-qué haces aquí? – Lo lamento. No daba para más. Aún estaba bajo el efecto del shock.
Él soltó una sonrisilla para despertarme y devolverme de nuevo a la realidad y luego decir:
-          Yo esperaba algo así como un “Hola, Lucas. ¡Cuánto tiempo! ¿Cómo estás?”.
-          Lo siento. Nunca doy lo que esperan. – Una sonrisa pícara iluminó mi rostro.
Me observó también sonriendo divertido, lo que provocó un cosquilleo intenso rondando por mi cuerpo.
Las puertas del ascensor se abrieron y el extendió el brazo invitándome a salir primero.
Nos encontrábamos en un descansillo. Estrecho y cutre, acorde con el ascensor. A derecha e izquierda había dos puertas de fuerte madera desgastada adornadas con un 9 y un 10.
Lucas salió del ascensor y se dirigió a la derecha, la adornada con un 10. Buscó en los bolsillos de sus vaqueros hasta sacar unas llaves con las que abrió la puerta. De nuevo se apartó a un lado invitándome a entrar. Algo dubitativa caminé la corta distancia hasta entrar en aquel piso.
Me hallaba en un pequeño corredor con dos puertas a derecha e izquierda. Las paredes eran blancas y las puertas, nada que ver con el patio, eran de madera nueva y clara con dos ventanitas translúcidas incorporadas, acompañadas de un suelo de parquet perfectamente armónico con ellas.
Esta vez me invitó a pasar a la puerta de la derecha. Dio lugar a una amplia habitación extremadamente luminosa, acabada en un gran ventanal con vistas a la gloriosa ciudad. Las paredes eran de color blanco puro y un agradable olor recorría la estancia. A un lado del salón, donde había otra puerta que comunicaría a otro lugar del piso que desconocía, había situada una mesa grande negra acompañada por cuatro sillas de piel blancas. Al lado de los ventanales, se encontraba un gran sofá negro acompañado por un moderno sillón. En frente había una pequeña mesa de cristal que daba lugar a un gran mueble blanco en el que reinaba una televisión visiblemente nueva. Era increíble como, por suerte, el piso por dentro no tenía nada que ver con el patio o con la fachada. Era como si entraras a otro mundo completamente diferente. Nos dirigimos hacia el sofá y ni siquiera me quité el bolso bandolera largo que llevaba colgado.
-          ¿Estás bien ya? ¿Quieres algo? – Dijo Lucas mirándome a los ojos con visible preocupación.
-          No, tranquilo. No te preocupes. Estoy bien.
-          ¿Seguro?
Asentí con la cabeza mientras expresaba una delicada sonrisa.
-          Bueno, no me has contestado. ¿Qué haces aquí, en este continente, en este país, en esta ciudad? – Pregunté intentando apartar de mi mente el resto de millones de preguntas.
-          Bueno, he alquilado este pequeño piso porque me han concedido la beca y voy a estudiar arquitectura en la UCLA, la Universidad de California.
-          ¿En serio? – Dije con los ojos desorbitados. Él asintió. - ¡Guau! Es increíble, me alegro mucho por ti.
El sonrió de nuevo. ¿No podía dejar de hacerlo de una vez? Así era imposible que pudiera entablar una conversación normal.
Era extraño. Al principio de nuestra “separación”, intenté revivir miles de veces en mi mente como sería nuestro hipotético reencuentro y ahora estaba pasando de verdad. Ahora, que ya había perdido toda fe en que se volvieran a cruzar nuestras vidas. El destino es la hostia…
-          ¿Y tú? ¿Qué haces aquí? Había oído por ahí que te habías fugado a Nueva York con el guaperas ese de Birewood.
Me puse las manos sobre la cara y sacudí lentamente la cabeza. Siempre tendría la intriga de saber de dónde saldría ese absurdo rumor.
-          ¿Se puede saber que le pasa a todo el mundo con ese Birewood? ¡A penas lo conozco!
-          ¿Entonces no tenéis un “romance” como se dice? – Dijo burlón alzando una ceja.
Puse los ojos en blanco.
-          ¿Romance? A penas he entablado una conversación con él de más de diez minutos.
Ambos soltamos unas pequeñas carcajadas.
-          Estás preciosa. – Dijo tímidamente admirándome con la mirada. Acto reflejo, mis mejillas comenzaron a arder. – Me alegra que hayas conseguido todo esto, que tengas todo lo que querías. Siempre supe que lo alcanzarías y lo mereces.
-          No tengo todo lo que quiero… - Dije apartando la mirada. Mierda, soy una bocazas.
Sus ojos me atrajeron como imanes y pronto estaba sumergida en aquel mar esmeralda. El bello se me erizaba al sentir el contacto directo de su mirada. De nuevo estaba perdida en él, ya no existía nada más. Me hacía sentir tan bien… Ni siquiera me había dado cuenta de que la distancia entre nosotros había disminuido. Nuestros rostros se encontraban a escasos centímetros y era capaz de saborear su dulce aliento.
¿Qué pasaba? Nos acabábamos de encontrar después de tres años, no sabía nada de él ni de su vida. Quién sabe si tendría novia, o si seguía pensando en mí. No quería arriesgarme a besarlo, aunque era lo que más deseaba en el mundo. Sabía que si lo hacía me volvería completamente loca y mi mundo volvería a girar en torno a esos labios rosados y, a estas alturas, no sería capaz de soportar otra decepción.
-           Por cierto, ¡estás loco! – Él me miró algo confundido por mi repentino cambio de humor y de posición. - ¿Por qué lo has hecho? ¿Sabes en qué lio te acabas de meter por sacarme de los paparazzi? Prepárate para salir en todas las revistas y en las webs, y reza porque nadie venga a intentar entrevistarte.
-          No creo que sea para tanto, ¿no?
-          ¿Qué no? Pon la tele esta noche. A saber que se inventarán de esto…
-          Por cierto, ¿y tú a dónde ibas? – Razonó.
-          Pues… - me paré en seco. Tenía que ir al estudio. Tenía que estar allí hace, miré el reloj, media hora - ¡Mierda!
-          ¿Qué ocurre?
-          ¡Me tengo que ir al estudio ya! – Dije levantándome.
-          Y dime, pequeña nerviosa, ¿cómo piensas llegar con todos esos paparazzi?
Mierda, otra vez. Él tenía razón. Es probable que hubieran averiguado lo de mi abuela y me atosigaran a preguntas, sin pensar lo que yo pudiera sentir. No quería enfrentarme a ello. A pesar de que en estos años me había hecho una persona mucho más fuerte, me encontraba en un momento frágil de mi vida. Había perdido una parte de mí.
Pero de algún modo tenía que salir. Marc me mataría. Tenía que grabar el segundo single de mi nuevo álbum urgentemente, después asistir a una entrevista para Vanity Fair antes de comer, y después su debida sesión de fotos.
-          ¿No hay otra salida? – Pregunté mirando a todas partes. – Una salida de emergencia o algo.
-          No, pero puedes salir por el garaje.
-          La puerta del garaje estaba junto a la del patio. Me verían igual y me acosarían.
-          No si salimos en mi moto. – Dijo arqueando una ceja.
-          ¿Tienes moto? – Dije sorprendida.
-          Me saqué el carnet hace tres meses, nena. – Dijo intentando hacerse el interesante.
Mi suave risa llenó la estancia.
-          Está bien, vamos. ¡Rápido!
Ambos salimos del piso y yo llamé al desgastado botón del ascensor mientras el cerraba la puerta con llave. El ascensor se abrió y entramos rápidamente. Aún me temblaban las manos al estar tan cerca de él.
De pronto un pequeño golpe sacudió el cubículo y su movimiento cesó.



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Queridísimas grandes personitas que leen,
¡Sí! He vuelto. Cómo echaba de menos todo esto...  Espero que vuestros veranos hayan sido estupendos y os lo hayáis pasado muy bien. ¡Yo lo he hecho!
Ojalá hayáis disfrutado del capítulo tanto como yo lo he hecho, espero publicar muy pronto.
Muchas gracias por la espera, la paciencia, y vuestro apoyo de verdad. Me dáis fuerza.
Os tráigo maravillosas novedades (: Desde hace tiempo que mi mejor amiga y yo, la única conocedora de este pequeño privado gran sueño mío llamado "Aléjate de mí", estamos escribiéndo una "novela", si se le puede llamar así. Es una "novela" realista y actual, de amor y odio, que estoy segura que os encantará (o eso espero). Esta tarde, no sé por qué, nos hemos animado a publicar por fin el prólogo y me gustaría invitaros a sumergiros en nuestras palabras. Esta es nuestra pequeña locura --> http://nomeolvides-novela.blogspot.com/ Espero de verdad que quién quiera pueda pasarse y disfrutar con nosotras, dos soñadoras que les apasiona escribir.
Una cosita, ¿me dejáis un valiosísimo comentario y me hacéis la chica más feliz de este universo? Gracias (':
Que os vaya todo genial,

11 comentarios:

Dari dijo...

OH SIII PRIMERAAAAAAA OHH YEAH
sabia que era LUCAS algo en mi corazon me lo dijo
ohh sara cm extrañe que publicaras :D cada dia pasaba por tu blog :D jajaja
espero que te haya ido chevere chevere y estes negrita como un carbon
AME AME AME AME AME AME AME este cap el reencuentro ohhh que super que buen regreso de vacaciones :D jajaja enseguida paso por la nove ! me imagino q es super genial como esta :D
espero que publiques pontro pontro :D
bss, Dari

Pamela dijo...

OH CIELOS! OH CIELOS!!OH CIELOS! OH CIELOS! OH CIELOS! OH CIELOS! OH CIELOS!!!!!!!!!!!!!

qe mega increible estuvo el caap' guau! estuve cada dia de la semana qe paso visitando tu blog por si habias publicado.. y PUBLICASTE HOY! fue tan increible cuando vi el nuevo caap

el encuentro! :3 qe lindoos! ( Lucas qe guapo ) hehe y qe tiernos.. los dos sin saber qe decir! y tan cerca qe estuvieron y.. AH! qe liiindoooos! qe ROMANTICO!! no tengo palabras para expresar como me siento en este momento! deverdad! xD

extrañe mucho esos días donde publicabas! :O qe bueno qe ia estas de vuelta! :D qe bueno qe estas bien! (asi puedes terminar tu nove) hehehe

GRACIAS POR PUBLICAR SARA.. CONTINUA!!

p.D.: wiiii segunda!

Camila González dijo...

Saraaaaa!!!.. :D :D Primero que todo... Te Extrañaba!... extrañaba tus palabras y tus historias!... de verdad que estuve mucho tiempo sin saber que leer porque yo soy de Chile y aquí no teníamos vacaciones jajajajajjaja!.. y bueno miraba todos los días tu blog para ver si subías capítulo y al ver que no, me desanimaba un poquito pero siempre guardaba las esperanzas para el día siguiente... y así ha ocurrido hoy!.. :D abrí tu blog como siempre para ver.... y HABÍA CAP!!... la verdad es que te quedó super mega ultra geniaaal!... sabes que siempre te digo que con tus capítulos me haces sentir que estoy dentro de la novela y todo... pero esta vez fue diferente... esta vez me sentí Sara! (: sentía su shock al ver a Lucas, sus ansias de preguntas, su nerviosismo de volver a verlo... sentía todo!!... sabes que eres una gran escritora... y leí el prologo de tu novela con tu mejor amiga y adivina que.... jajajajaj Me ha FASCINADO! Está muy buena y cuenten conmigo para ser su lectora también.. (: Bueno... me encantó este capítulo.... y de verdad que el reencuentro me pareció magnífico... :D Esperaré por el próximo cap. como lo hago siempre... XoXo Camila (:

NONI TRU dijo...

saraaa! pff no pude ir a la playa :P

wiiii! me olvide del mundo cuando vi el capitulo en mi escritorio, pudo haber pasado una estampida de elefantes tras de mi y no me hubiera dado cuenta, ame el capituloooooo!

buajaja! que se quede con lucas y que me regale a sean! sigo obsesionada con sean perdon :P

sigue sigue sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeee!

Mari dijo...

Me encanta la historia acabo de encontrarla y me gusta mucho, me gustaba mas la pareja de Sean y Sara , pero bueno a ve que pasa nada se ha decidido puede volver a aparecer.
Un beso
Publica pronto

Sara L. dijo...

¡Dari! :D Muchíiiiiiiiiiiiiiisimas gracias (': Me ha alegrado muchísimo volver a leer tus comentarios de nuevo. Es toooodo un HONOR para mí que pasaras siempre por mi blog (: & sí, chevere & negrita negrita como un carbón jajajaja Me alegra a más no poder que te haya gustado tanto el capítulo & que te haya mejorado un poquito tu regreso de vacaciones :'D Ojalá te sigan gustando mucho todos. ¿Sí? Genial, te lo agradecería mucho & espero que te guste, aunque solo está el prólogo (al mí al menos me encanta jiji). Intentaré expresar cuánto te agradezco todo: ¡MILLONES DE GRACIAS DARI!

¡Pamela! :D Es increíble. De verdad, me alegra muchísimo ver que tengo unas lectoras tan maravillosas que se interesan tanto por mi pequeña novela :'D Te lo agradezco muchísimo, Pamela. Yo también extrañé tus comentarios que me dan tanta fuerza. Me alegra ENORMEMENTE que te gustara el capítulo (': & por favor, NO me des las gracias a mí.. GRACIAS a TI por TODO; por leer, por molestarte en comentar, por hacerme feliz, por seguirme así... En fín, ¡MILLONES DE GRACIAS PAMELA!

¡Camila! :D Oh, no puedes ni imaginarte cuánto echaba de menos también a ti, a tus comentarios & la manera en la que me das tantos ánimos & tanta fuerza. Gracias por todo, por pasarte siempre. Me alegra saber que hay gente por el mundo que aprecia de verdad lo que hago & se interesa tanto por ello.. & me alegra también haber conseguido transportarte con mis palabras así y poder hacerte sentir :'D ¡Es mi SUEÑO! Ojalá te sigan gustando incluso más los capítulos que están por llegar. Gracias también simplemente por pensar que soy una gran escritora (': Oh, que te haya gustado el prólogo es como ¡WOW! Gracias (sí, otra vez jajaja) por pasarte, por seguir ambos blogs, por comentar, por leer, por apoyarme así & en general por hacerme feliz. ¡MILLONES DE GRACIAS CAMILA!

¡Noni! :D Ouch -.- ¡Pues DEBES ir!
Ya te echaba de menos tus comentarios jiji Me alegra ni te imaginas cuánto saber que te gusta tanto este pequeño sueño mío & en concreto este capítulo (': Gracias por toooooooodo. Ojalá te sigan gustando mucho. ¡MILLONES DE GRACIAS NONI!

¡Mari! :D Me alegra que te gustara mi novela & que quieras leerla. Es todo un honor para mí. De verdad espero que te gusta muchíiiisimo. ¡MILLONES DE GRACIAS!

Anónimo dijo...

Sara has vuelto!!!!! no sabes la alegría que me da ;)
Que bien que hallas pasado un verano estupendo.
El capítulo está genial, como esperé el reencuentro pero me he quedado con intriga publica pronto siiiii :)

Saludos Mimi ;)

Jujee. dijo...

Saaraa tanto tiempoo ;D Me alegro de volver a leerte amigaa!Sisi Lucaas volvió que bien ;)
Me gusto mucho tu capitulo Sara!Ah te cuento que tienes un premio en mi nuevo blog 365 dias 365diasstory.blogspot.com,que andes de 10!Un beso♥

Adriiana Garciia dijo...

tienes un premio en mi blog

Drєαмyღgιrℓ dijo...

No maa!!! qe dia tan pesado tuve pero en definitiva ninguna decepción contigo Sara :D

Sara L. dijo...

¡Mimi! :D Muchísimas gracias por todo. Tus palabras son de verdad un sueño para mí.. Significa mucho. Espero que tu también hayas pasado un verano GENIAL. ¡MILLONES DE GRACIAS MIMI!

¡Juje! :D Muchas gracias, de verdad. Me alegra taaaaaaanto que te gustara. ¿Premio? Wiiii :D Lo recojeré en cuanto pueda, voy muy liada. Pero significa mucho para mí, de veras (': ¡MILLONES DE GRACIAS JUJE!

¡Adriana! :D ¡Estupendo! ME alegra muchísimo. Ando muy liada, pero pronto pasaré a recogerlo. Un GRAN honor para mí, de vedad.

¡Kelly! :D Tus palabras significan MUCHO para mí. Espero no hacerlo jamás... Me alegra haberte alegrado. Un placer & un honor. ¡MUCHÍIIISIMAS GRACIAS!