12 de febrero de 2012

Cap. 58 Saboreando las nubes.

POV Sara
Mis dedos flotaban grácil y enérgicamente sobre las teclas de marfil sintético acariciándolas, como si de ligeras plumas cayendo se tratase. Permanecía con los ojos cerrados dejando que la música fluyera en mí hasta que me veía obligada a abrirlos para traducir apresuradamente la melodía y los armoniosos acordes a la hoja desgastada de papel con pentagramas.
Me levanté del piano.
Al final, las chicas se fueron anoche después de cenar y, gracias a Dios, me ayudaron a recogerlo todo. Lo malo, es que no sé dónde pusieron mi móvil – o dónde lo dejé yo –. Miré incluso en la nevera, no sin antes sentirme idiota. Lo curioso fue que, sin tener la remota de idea de cómo ni por qué, estaba en la nevera.
Tenía varias llamadas perdidas y un mensaje. Lo abrí:
Necesito verte. Llevo 3 años sin poder hacerlo, y ahora
no pienso soportar un solo día así. Te necesito.
Contesta, por favor. No olvides que te quiero, a pesar
de que te pasees con estúpidas estrellitas…
No pude evitar derretirme al leer el mensaje. Sin embargo, también me preocupó la última parte.
De manera que había visto las fotos de Birewood y yo…
 La verdad es que no había avisado a Lucas específicamente sobre Jason. Debería haberlo hecho, y lo sabía.
Le envié un mensaje pidiéndole que viniera a casa– por la puerta de atrás, claro –.
Pronto recibí una llamada perdida que supuse que sería una indicación de que Lucas estaba en mi puerta trasera. Efectivamente. Abrí y él pasó cerrando la puerta tras de sí. Una vez lo hubo hecho sonrió y me cogió en brazos. Yo me abalancé sobre él de manera que mis piernas rodeaban sus caderas y él me sujetaba posando sus manos en mi trasero. Me besó como si fuera la última vez.
Yo también necesitaba tenerlo a mi lado.
Me recorrían miles de sensaciones cada vez que lo tenía, pero esta vez también sentí un ligero alivio. Me indicaba que, en cierto modo, no se había tomado demasiado mal lo de Birewood.
Lo acompañé a dentro mientras él admiraba mi casa.
Una vez nos acomodamos comencé a hablarle sobre el rubio. No era justo el tema del que me hubiera gustado hablar con él después de tanto tiempo separados, pero debía hacerlo.
-          No lo entiendo – dijo después de escucharme –. No me gusta que salgan con mi chica.
-          A mí tampoco me hace ninguna ilusión, pero tengo que hacerlo. Te prometo que intentaré que se acabe lo antes posible.
-          Procura que no te toque, ¿eh?
-          ¿Estás celoso?  – inquirí sonriendo con picardía.
-          ¿Yo? ¿Celoso? – dijo como si fuera la cosa más absurda del mundo.
-          Lucas está celoso, Lucas está celoso – me apresuré a cantar en una tonta melodía.
-          Cállate, pareces una niña de 5 años – dijo sino divertido.
No lo hice.
-          Como no pares – continuó –, tendré que callarte yo mismo.
-          Uy… ¡Qué miedo me das! – exclamé dramatizando y fingiendo temblar, aunque lo máximo que conseguí fue parecer una ameba.
-          Te he avisado… - sonrió y se abalanzó sobre mí haciéndome cosquillas.
Rodamos por el sofá mientras mis carcajadas y mis grititos estridentes y suplicantes inundaban la sala. Sin embargo, paró súbitamente y me miró a los ojos.
-          Oye.
-          ¿Qué?
-          Te quiero – dijo antes de aprisionarme con sus labios.
Comenzaba a bajar hacia mi cuello mordisqueándome la oreja cuando alguien carraspeando nos interrumpió.
Rápidamente nos incorporamos y nos topamos con la mirada rígida de Aby y la divertida de Jenna.
-          Cuando me ofrecieron quedarme con una adolescente guapa y famosa dijeron todos “estás loca”. Sin embargo dije yo: “Oh, qué va… todo controlado” – se imitó a sí misma–. Debí haberles escuchado – dijo cambiando a un tono grave y clavándome sus ojos color café.
-          Hola, Aby – dije incómoda.
-          Tú debes de ser Lucas, ¿verdad? – preguntó en ese tono serio que pocas veces escuchaba.
Lucas asintió.
-          Aby, nosotros solo…
-          ¡Oh, por favor! ¡En mi sofá no! – exclamó con cara de repulsión.
Yo enrojecí por la poca discreción de mi tutora. Sin embargo, a Lucas parecía parecerle cómica la situación.
-          ¡Aby! – Le recriminó Jenna.
-          Está bien, está bien… – se acercó a nosotros y se paró frente a Lucas tendiéndole la mano–. Hola, soy Abigail. Puedes llamarme Aby. Soy tutora y asesora de imagen de Sara.
-          Encantado – dijo Lucas estrechándole la mano.
Por el contrario, ella lo empujó – todo lo que su fuerza le permitió ante el cuerpo alto y grande de Lucas – y le dio un abrazo, mientras yo me frotaba la frente esperando que aquella escena acabara pronto.
Jenna, como siempre, acudió a mi rescate y los separó presentándose ella misma.
-          Ahora – dijo Aby –, fuera de mi salón.
Lucas sonrió y nos conduje a las escaleras.
-          Y como alguien os pille, ¡me encargaré de vuestra lenta y dolorosa muerte yo misma! – fue lo último que oímos antes de subir al segundo piso y cerrarnos en mi cuarto.
Nos tiramos sobre la cama y él me miró.
-          Muy simpática, ¿no? – dijo sin abandonar su sonrisa.
-          Tranquilo. En cuanto se tranquilice, verás como es un encanto.
Mi propio teléfono me interrumpió y me precipité a cogerlo al ver el nombre de “Marc”.
-          Sara, ¡enchufa la tele! – oí su voz al otro lado de la línea -. Canal 8.
Lucas me miró interrogante y yo alargué el brazo y cogí el mando de la mesita. Cuando puse el canal 8 un chico pelirrojo con una tatuaje en el brazo y grandes gafas hablaba. Leí el titular que anunciaba. Magnífico. Lucas miraba la pantalla apretando la mandíbula. Pronto, procedieron al chico unas imágenes mientras en la esquina derecha se anunciaba “Exclusiva”. Lucas apretó más la mandíbula.
-          ¿Lo estás viendo? – Inquirió Marc.
-          Ajá.
Viendo aquellas imágenes y con los comentarios del reportero pelirrojo, me lo creía hasta yo. Jason y yo parecíamos una verdadera pareja.
-          Me cago en el puto rubio… - masculló Lucas.
-          ¡Lucas! – le recriminé sino divertida.
-          ¿Lucas? – preguntó Marc al otro lado de la línea.
-          ¿Lucas? ¿Quién ha dicho Lucas? ¡He dicho Leah! – disimulé catastróficamente.
-          Oh, tengo noticias – prosiguió sin darle la menor importancia mi agente –. Definitivamente Haley es el viernes, como estaba planeado.
-          ¡Yuju! – exclamé irónica sin entusiasmo alguno.
-          Tienes que hacerlo, Sara. Lo siento.
-          ¿Lo sientes por qué? ¡Si a mí me apasiona la idea de mentir a todo el mundo con un idiota que canta en falsete…!
-          Deja la ironía. Esta tarde te quiero en el estudio a las 16:00. Intenta no llegar tarde.
-          Lo intento. ¡Nos vemos!
Fin de la llamada. Apagué la tele.
-          ¿Cuánto va a durar esto? – me preguntó Lucas.
-          Espero que poco.
-          ¿Qué te ha dicho?
-          Oh, te encantará… Iremos al Show de Haley el viernes a confirmar nuestra relación.
-          Genial…
Me senté sobre él y me zambullí en su océano esmeralda. Delineé con mi dedo el contorno de sus labios mientras me sacudía la electricidad del contacto.
-          ¿Por qué no olvidamos a ese idiota? – susurré.
Tan solo tuvo que esbozar una sonrisa para que yo estuviera totalmente perdida. Sumergió sus suaves manos en mi pelo y me invitó a acercarme más a él. Ya nos estábamos besando y entre nuestros cuerpos no había un resquicio de aire.
-          Te quiero – dijo mientras intentaba controlar su agitada respiración –. No sé si te lo he dicho, pero eres lo mejor que me ha pasado nunca.
Y de nuevo, mi cuerpo no reaccionaba porque yo me sentía fuera de él. Me sentía saboreando las nubes.  


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Queridísimas grandes personitas que leen,
¡Tranquilas! ¡ESTOY VIVA! Bien, ya podéis volver a respirar.
Os debo una grandísima - que digo grandísima…- enorme disculpa. Tenéis motivos para odiarme en estos momentos. Lo siento de verdad, de verdad. No lo había echo nunca, y por primera vez llevo todo un mes sin publicar. No sé cómo disculparme lo suficiente. No tengo excusa… Bueno, en realidad sí la tengo, y tiene nombre propio masculino (podéis compartir el odio hacia él también, y así no es todo hacia mí). Aunque sigue sin ser excusa. Perdón. Si antes tenía poco tiempo, ahora menos.
Vida amorosa + vida social + estudios + familia = 0 tiempo para escribir.
¡Últimamente no consigo sacar un rato para mí misma! De todos modos, prometo no volver a hacer esto y continuar sacando tiempo de debajo de las piedras para vosotras y mi gran pasión, escribir.
Como "recompensa" se me ha ocurrido incluir a "Aléjate de mí" en el mundo Twitter, y estar más cercana a mis grandes personitas. --> @alejatede_mi  (https://twitter.com/#!/alejatede_mi) <-- Lo acabo de hacer, y si queréis podéis seguirme, enteraros de las tonterías que ponga y avisaré de cuándo publico y todas esas cositas.
Solo decir que siento fatal conmigo misma y con todas vosotras, grandes personitas… Espero que podáis perdonarme. Compadeceos... ¡que encima mañana tengo examen de trigonometría!
Gracias por todo, por la paciencia infinita incluída. Publico pronto, que tenía que cortar el capítulo ahí pero ¡necesito más!
Ojalá podáis comentar para darme fuerzas y esperanza.
No olvidéis que soy vuestra mayor fan,
(Dios, esto ha sido ridículamente largo. Lo sé...)
Sara.

11 comentarios:

NONI TRU dijo...

¡Saraaaaaaaaaa!!
¡Por fiiiiiiiiin!! Sabía que mi intuición no fallaba (Fue algo raro, estaba leyendo y de pronto dije "Tengo que entrar a internet", cuando entré se me ocurrió venir y ¡chachaaaan! ¡capituloooo!)

que bien que no se enojo por lo de Jason, pero sigo con la tensión de que va a pasar cuando se entere de que Sean era el noviecito americano de Sara (Así decía ¿No?) ¡Pero que tierna parejaaaaa! Adoro a estos chicos, ¡son preciosoooooos!

¡niñaaaa! ¿Sabes que quierooo? ¡QUE SIGAAAAAAAAAS! Sigueeeee, sigueeeee, por Diooos ¡Sigueeeeeee!

Oye, que cosas, yo mañana tengo examen de mate, lo que me recuerda que debo dormir (son las 8 de la noche aquí y con el pastel de chocolate cubierto de chocolate y tabletas de chocolate que me comí hace rato, o sea; mucha azúcar, va a estar difícil conciliar el sueño):P

Claudia dijo...

Pensé que habías fallecido y por eso no subías capítulos, pero hoy me encontré con la magnífica sorpresa de que subiste otro capítulo de esta novela tan linda n.n
Y sí, el tiempo es poco cuando tienes que estudiar, la familia, los amigos y la pareja, pero bueno, mientras no dejes de darles las dosis literarias a las viciosas de tu novela, aunque sea de vez en cuando, está todo bien, como muchas lo piden, no dejes de escribir, porque yo personalmente, creo que tienes un gran talento. Espero que te vaya de maravilla en ese exámen, suerte.

Dari♥ dijo...

WIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII♥♥♥♥♥ VOLVISTE VOLVISTE♥♥♥ NO sabes cuanto extrañe tus cap tus palabras, toda la nove
que bueno que hayas publicadoo♥♥♥
que SUPER SUPER SUPER SUPER SUPER CAP me hacia falta :(
no te odio no estoy molesta ya que siempre llegas con un super extraudinario capituloo♥♥♥
espero que te valla super esta semana :D
Besos y abrazos♥


se me olvidabaaa .... esoooooo fui fui uuu Sara tiene novio esooo esooojajajajajajaja :p

Sara L. dijo...

Noni: Me encanta lo raro. Lo normal es... aburrido. Yo creo que tenemos algún tipo de telepatía, claramente... Por cierto, ¡hoy me he acordado de ti! Ya te diré. Oh, muchas gracias, Noni. Me alegra más que muchísimo que te gustara, muchísisisisimo. Me da la ligeeeera impresión de que quieres que siga (llámame loca..), así que prontito prontito subo capítulo jiji Espero que te fuera bien el examen y durmieras más que yo (solo decir que el capítulo lo publiqué a las 00:23 jajaja ¡Que nadie se lo diga a mi madre!). Pero eso sí, yo en cuento me pongo me duermo... y luego no hay quien me despierte. Bueno, millones de gracias como sieeeeempre Noni por ser tan absolutamente genial y apoyarme tanto. GRACIAS de corazón.

Claudia: Lo sé... no fue normal. De hecho, si algún día vuelvo a estar todo un mes sin escribir ¡precupaos! (No pasará, no pasará). Muchísimas gracias, Claudia. ¡No te imaginas lo immensamente feliz que me haces! Y prometo no dejaros sin dosis literaria. De hecho, yo misma la necesito. De verdad, realmente me emociona leer tus palabras. Significa tantísimo tantísimo tantísimo para mí... Eternamente agradecida por TODO, Claudia. ¡MILLONES DE GRACIAS!

Dari: ¡Volví! Yo también os he extrañado mucho mucho. ¡¡¡¡¡No se puede estar todo un mes sin leer las palabras maravillosas de Dari!!!!! (Tómatelo en serio, yo jamás pongo más de una exclamación.. jajaja). Gracias, de verdad. Es leer tu comentario y comenzar a saltar de emoción. Cada una de tus palabras lo significan todo para mí y jamás lograré agradecértelo lo suficiente para que logres hacerte una idea de cuán agradecida te estoy. Uy, esa última parte me ha recordado a mi hermano... jajaja Millones de gracias por TODO, Dari.

Jujee. dijo...

Sara! dios,no te das una idea de como he extrañado tus escritos!
Ha sido simplemente GENIAL este capitulo.Amo,amo cuando Lucas se pone celoso :B Lo hace mas tierno y lindo :3
Imaginate como se pondra cuando se entere que Sean era novio de Sara,OH MY GOD! eso si lo quiero leer :P
Que bueno que no se haya tomaaaaaaado tan a pecho lo de Jason,jajaja!
Simplemente amo tu novela.Me fascina♥
Te cuento que te sigo en twitter :) Que andes genial Sara♥besotes!

Camila dijo...

Bueno, almenos ya sabemos que estas viva jajajajjajaj... Supongo que tu excusa es suficiente, almenos para mi, que bueno que tengas una pareja para poder disfrutar (: ammmm que mas... Ah si! el Capítulo, Me encantó xD! y me dieron mucha risa los celos de Lucas, los chicos son divertidos en general cuando se ponen celosos ajajjajajaj... Bueno, ojala que ahora que haz vuelto pueda volver a disfrutar de tus capítulos que tan feliz me hacen, de verdad que ya los extrañaba :D y Bueno, suerte en tu examen (: Y gracias por ese amor incondicional hacia tus lectoras (:

Sara L. dijo...

Juje: Me alegra que me hayas extrañado, y a la vez me siento mal por haberte hecho que me extrañes. Lo siento, Juje. No sé cómo agradecertelo lo suficiente... Gracias de todo corazón. Cada palabra que me regalas me fascina. ¡Me haces muy feliz! Gracias por todo todo todo. Espero que te vaya todo genial, lo mereces. ¡MILLONES DE GRACIAS!

Camila: ¡Sí, no he muerto! Pero si vuelve a pasar, ¡precupaos! No es normal que esté tanto tiempo sin publicar (aunque sí que seguí escribiendo, si no muero de verdad jiji). Gracias por tu comprensión, Camila. Bueno, por tu comprensión y por TODO. Es todo un honor y un enorme placer tener lectoras así, que me dan también este amor incondicional y las fuerzas para continuar. Simplemente, gracias por estar siempre ahí, Camila. Me sentiré eternamente en deuda contigo. GRACIAS.

Anónimo dijo...

SAra bonita!!!!! aww amo tu capi, en verdad, amo tambn informatica por qe puedo leerte :D yeeii. sube pronto y se feliz :D... Tranquila se lo que es el estrés por las cosas de la vida, pero sabes... Eso hace la vida interesante ;) se fuerte nena oojala y puedas seguir con el blog. Este comen vale por 2 xD porqe tu sabes... profes un poco latosos x) cuidate nena. Besos

Anónimo dijo...

Pd ese anónimo era yo, Kelly x3

Anónimo dijo...

nena!! Pff amé ambos capis en verdad que me haz alegrado el día [sin importar que tenga que pulir dos barras TwT] :) amo info hahahaha <3 Sigue escribiendo nna en verdad amo tu historia :). Tqmm Atte. Kelly

Sara L. dijo...

Kelly: Perdona por no haber contestado antes. ¡Acabo de ver que tus comentarios se me clasificaron como spam! Obviamente, los he puesto como "no spam". MUCHÍSIMAS GRACIAS. Eres maravillosa, Kelly. ¡Tus palabras significan tantísimo para mí! Amo cada comentario que me escribes y que da tanta fuerza. Gracias por hacerme siempre INMENSAMENTE feliz. ¡MILLONES DE GRACIAS!